Apolo y Dafne

La mitología, especialmente la natural de la antigua Grecia, tiene algo que nos cautiva desde el principio de los tiempos. En mi opinión, es su romanticismo, pero no el de las propias historias, si no el de las manos de quienes las escribieron, envidiamos a esos primeros hombres, enamorados del mundo que comenzaban a descubrir y ansiosos de conocimiento.

En esos primeros tiempos de creación, no existía una linea que separase fantasía y realidad, mito y religión estaban íntimamente unidas, era necesario explicar y contestar las nuevas preguntas que se hacía el hombre, pero los griegos, no decidieron hacerlo de una manera matemática, sino poética.

Por todo esto, considero que tiene ese valor universal que nos encoge el corazón. Ya pasó el tiempo en el que teníamos tantas preguntas sin contestar, al vivir en la edad de la información, puede que hayamos perdido parte de esa pasión por el descubrimiento, o…

Ver la entrada original 554 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: