Un buen intérprete puede salvar vidas. Un intérprete no cualificado puede llegar a matar.

Traducir es descubrir

Un buen intérprete puede salvar vidas. Un intérprete no cualificado puede llegar a matar.

Bien. Es lógico y es de cajón, pero todavía son escasas las personas que se dan cuenta de ello. En los hospitales y clínicas, muchos de los pacientes suelen tirar de conocidos que chapurrean ambos idiomas y adoptan la figura de intérprete. Si no hay otra opción, estupendo, ¿no? Juzgad por vosotros mismos:

Tras esta pequeña introducción, os contaré que he sido testigo de un accidente que podría haber sido muy grave a causa de un error de interpretación que ocurrió porque el intérprete en cuestión no estaba cualificado.

Imaginad que un paciente se pone en manos del médico. Imaginad que no entiende absolutamente nada. Imaginad que dicho paciente se gira hacia otro miembro del personal en busca de su ayuda porque lo necesita para contarle al médico lo que le pasa: sus problemas, sus dolencias, cómo se siente… Todo. Esa persona (el «intérprete»)…

Ver la entrada original 377 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: